Saltar al contenido
Gotas de Luz Magicas

SEGURIDAD Y DILUCIÓN

Dado que sólo recomendamos usar aceites de Young Living debido a su compromiso con la pureza y la calidad, es importante tomar ciertas precauciones ya que se trata de sustancias muy concentradas.
Vamos a explicaros con detalle las precauciones de uso:
– Los aceites esenciales de Young Living son altamente concentrados así que al aplicarlos en la piel deben usarse siempre diluidos en algún aceite vegetal (aceite de almendras dulces, aceite de coco, de oliva, de caléndula, de jojoba…) o el aceite V-6 a partes iguales.
Antes de usar aceites esenciales se recomienda hacer un test dérmico en alguna de las partes más sensibles de nuestra piel.
El hecho de diluir un aceite esencial en un aceite vegetal portador no significa que perdamos propiedades; al contrario aprovechamos las propiedades hidratantes del aceite vegetal y facilitamos la penetración en la piel, especialmente si tenemos que tratar superficies grandes (masajes, etc.)
– Embarazo y lactancia: Usar con precaución los aceites que tienen un efecto similar a las hormonas (Romero quimiotipo alcanfor, Salvia esclarea, Poleo, Sabina, Sasafrás). Durante el embarazo pueden usarse el resto de aceites esenciales (¡pero siempre consultar antes con tu asesora!), lo único que NO se recomienda es la ingestión.
– Bebés y niños: Muchos aceites esenciales son apropiados y beneficiosos para los niños, pero se deben diluir bien antes de usar. Consultar siempre ante cualquier duda antes de usar los aceites en bebés y niños pequeños.
– Los aceites esenciales no son solubles en agua, solo en otro aceite vegetal o portador. Si un aceite esencial entrara en contacto con los ojos o empezara a irritar la piel, no limpiar con agua sino con aceite vegetal.
– Algunos aceites son fotosensibles lo que significa que no se deben utilizar en la piel antes de la exposición a los rayos UV o luz solar directa ya que podría conducir a cambios en la pigmentación o erupciones cutáneas o hacer que la piel se queme. Algunos ejemplos: limón, naranja, pomelo, mandarina, bergamota, angélica etc.
– Nunca introducir aceites esenciales directamente en el oído, usar siempre una bolita de algodón con 1-2 gotas de aceite para introducirlo en el oído.
– Mantener los aceites lejos de la luz y el calor ya que podrían degradarlos.