Saltar al contenido
Gotas de Luz Magicas

Beneficios

Información sobre los beneficios de los Aceites Esenciales

Un Aceite Esencial es un conjunto de moléculas bioquímicas. En función del principio activo que lo caracteriza se definen sus indicaciones y contraindicaciones terapéuticas, así como sus propiedades: antibacterianas, antivirales, antifúngicas, expectorantes, mucolíticas, antiespasmódicas, antálgicas, antiinflamatorias, estimulantes, calmantes, cicatrizantes, etc.

A continuación, dejo un pequeño glosario con el significado de las propiedades que pueden tener los Aceites Esenciales.

  • Antálgico: combate el dolor.
  • Anticoagulante: impide o relentiza la coagulación de la sangre.
  • Antiespasmódico: combate los espasmos musculares o nerviosos (contracturas, calambres, etc.).
  • Antifúngico: combate las infecciones causadas por los hongos (micosis).
  • Antipruriginoso: combate los pruritos y las irritaciones cutáneas.
  • Antitusivo: combate la tos.
  • Astenia: gran cansancio físico.
  • Astringente: constriñe los tejidos.
  • Carminativo: disminuye la hinchazón abdominal y elimina los gases.
  • Cetonas: familias bioquímicas presentes en determinados aceites esenciales (en general casi todas son abortivas y neurotóxicas en dosis altas).
  • Coagulante: favorece la coagulación de la sangre.
  • Cortisona-like: estimula la secreción de cortisona o de cortisol.
  • Depurativo: purifica o desintoxica el organismo.
  • Dermocáustico: provoca irritaciones o quemaduras de la piel y de las mucosas.
  • Febrífugo: baja la fiebre.
  • Fotosensibilizante: hace que la piel sea sensible a los rayos ultravioleta, lo que puede provocar reacciones cutáneas (rojeces e incluso manchas).
  • Hepático: relativo al hígado.
  • Hepatobiliar: relacionado con el hígado y la vesícula biliar.
  • Hepatotóxico: tóxico para el hígado.
  • Hipotensivo: baja la tensión arterial.
  • Hipotiroideo: ralentiza la actividad de la glándula tiroides.
  • Inmunoestimulante: activa las defensas inmunitarias.
  • Insectífugo: aleja a los insectos.
  • Lipolítico: disuelve los cúmulos grasos almacenados en el organismo.
  • Mucolítico: fluidifica la mucosidad y disminuye su viscosidad.
  • Neurotónico: tonifica el sistema nervioso.
  • Salicilatos: fármacos con propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas, como la aspirina.